¿El mundo se esta quedando sin poetas o los poetas se están quedando sin mundo...?

viernes, 20 de enero de 2012

Me robaron el alma...



Me robaron el alma y  no me di cuenta, me 
quede suspendida en el tiempo sin fuerzas...

Me vendaron los ojos, taparon mis oídos, me
dejaron sin habla con ganas de morir...

Fue una tarde de abril de esas de gran tormenta,
donde vientos violentos muestran su furia y
sin clemencia arrancan de raíz los arboles,
hacen que vuelen techos por el aire y remueven
sin piedad la tierra...

Me robaron el alma y  no me di cuenta, ahora
me encuentro tendida en el suelo, casi moribunda
rogándole al cielo que me la devuelva...

Maja.